Sala de prensa

La venta de viviendas se pone fea

Categorie: 2019

Los precios sobrevalorados, la nueva ley hipotecaria y la incertidumbre política enfrían las transacciones.

La vivienda se ha estancado en la primera mitad del año. Los cambios en la ley hipotecaria, la incertidumbre política y los ecos de una recesión económica han lastrado las ventas y han sembrado cierta desconfianza entre compradores e inversores. Entre enero y junio tan solo 263.557 personas han firmado la compra de una casa, cifra muy similar a la registrada en los seis primeros meses de 2018, según el INE. Ha sido el peor semestre desde 2014. Solo en junio la compraventa ha caído un 18,9%, según los notarios. Y un 9%, atendiendo al INE (tiene en cuenta las operaciones hechas meses antes).

Para la enseña Tecnocasa, ‘la diferencia entre lo que pide el propietario por su vivienda y lo que realmente vale es ya del 19%’. El resultado es que el precio de la vivienda supone 7,4 veces los ingresos familiares medios. ‘Supera en un 7,5% la media histórica de los últimos 20 años’, apunta un experto. Que los precios se calienten supone un mayor esfuerzo para la compra. Aunque, ahora mismo, los bajos tipos de interés actúan como contrapeso. Este reducido coste de financiación hace que la tasa de esfuerzo sea del 32,3% (frente a la media histórica del 35,1%). ‘Y los tipos podrían bajar aún más, con lo que el esfuerzo tenderá a moderarse’.

Otra buena noticia es que quienes comiencen a buscar vivienda tras las vacaciones van a ser testigos de una encarnizada guerra hipotecaria. ‘La banca va a ser más agresiva en sus hipotecas a tipo fijo’, explican desde idealista.com.

El País.- La venta de viviendas se pone fea / 1-9-2019