Sala de prensa

Los inversores se independizan de Cataluña

Categorie: 2017 / Apariciones en prensa

Los principales actores del negocio inmobiliario coinciden en que aún es pronto para valorar el impacto real que ha tenido en el mercado el periodo de inestabilidad política que se abrió en Cataluña el 1 de octubre -cuando se celebró el referéndum ilegalizado por el Tribunal Constitucional-. En todo caso, ya hay indicadores que permiten hacerse una idea de algunos de los daños colaterales que ha causado el procés en el mercado de la vivienda catalán.

Por ejemplo, ha frenado la escalada que venían registrando los precios a lo largo de todo el año. Según Fotocasa, los pisos se vendieron en Cataluña un 6,1% más caros en octubre, mientras que en los meses anteriores se habían registrado incrementos por encima de los dos dígitos (del 10,6% en septiembre, del 11,6% en agosto y del 12% en julio). Según la responsable de Estudios de Fotocasa, Beatriz Toribio, ‘no se puede hablar de paralización, pero sí de ralentización’.

Este frenazo no ha afectado del mismo modo a todas las capitales catalanas. Por ejemplo, los precios en Lérida, Gerona y Tarragona venían creciendo durante todo el año entre un 5% y un 6% -en línea con el conjunto de España-, para caer ahora hasta el 1%. Frente a ellas, Barcelona ha pasado de encarecerse un 19% en septiembre a menos del 15% en octubre.

Algo similar ha sucedido en el segmento del alquiler, donde los precios en Cataluña habían llegado a incrementarse hasta un 18% algunos meses -ahora suben en torno al 14%y hasta un 20% en Barcelona, donde en octubre sólo han aumentado un 3%. El mercado del alquiler es, también, al que más afectará la no elección de Barcelona como nueva sede de la Agencia Europea del Medicamento (EMA, por sus siglas en inglés), en sustitución de Londres. La Ciudad Condal partía como favorita para albergar este organismo, que cuenta con un presupuesto anual de 400 millones de euros, emplea a 900 personas, recibe la visita de 40.000 personas al año y alimenta a un ecosistema formado por 1.600 empresas y unos 5.000 profesionales de la industria farmacéutica.

La posibilidad de que una Cataluña independiente abandonase la UE ha podido ser uno de los factores más determinantes para que las autoridades europeas hayan terminado por descartar la candidatura catalana. Y eso, a su vez, ‘ha evitado el aumento que previsiblemente se hubiera producido en la demanda de viviendas de alquiler en Barcelona, lo que hubiera elevado aún más los precios’, opina Lázaro Cubero, responsable del Departamento de Análisis e Informes del Grupo Tecnocasa.

Más difícil es evaluar el impacto que ha tenido esta última fase del proceso independentista en términos de compraventa de inmuebles. Fundamentalmente, porque los datos más recientes publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) corresponden al mes de septiembre, cuando la amenaza de una futura república de Cataluña parecía aún muy lejana. En todo caso, las operaciones registradas en la región ya venían ralentizándose en los meses anteriores -pasaron de crecer un 30% en mayo a un 2,1% en septiembre-, por lo que es de suponer que las cifras de octubre serán aún peores. De hecho, Cubero confirma que ‘la inestabilidad política ha provocado que la actividad de las inmobiliarias que trabajan a pie de calle se haya visto resentida’ y cuantifica ese impacto, en el caso concreto de Tecnocasa, en ‘una bajada aproximada del 25% en el número de operaciones de compraventa registradas’.

El Mundo.- Los inversores se independizan de Cataluña – 1/12/2017